Apoya la propuesta de Madrid  
  • Barcas en el Estanque de El Retiro
    Barcas en el Estanque de El Retiro
  • Casón del Buen Retiro
    Casón del Buen Retiro
  • Monumento a Alfonso XII
    Monumento a Alfonso XII
  • Palacio de Cristal
    Palacio de Cristal
  • El Retiro
    El Retiro
  • Arquitectura siglo XIX
    Arquitectura siglo XIX
  • Las Fuentecillas
    Las Fuentecillas
  • Jardín Botánico
    Jardín Botánico
  • Museo del Prado
    Museo del Prado
  • Museo Thyssen-Bornemisza
    Museo Thyssen-Bornemisza
  • Museo Reina Sofía
    Museo Reina Sofía
  • Puerta de Alcalá
    Puerta de Alcalá
  • Palacio de Cibeles
    Palacio de Cibeles

La elección del sitio


Se ha considerado que el espacio que comprende el que inicialmente fue el recinto del “Real Sitio del Buen Retiro” contiene los valores universales excepcionales que la UNESCO puede tener en cuenta para que Madrid forme parte del Patrimonio Mundial. Esta elección se inscribe en lo que puede considerarse como paisaje urbano y cultural evolutivo.

 Felipe IV delimita un gran espacio, más allá de los límites orientales de la ciudad, que va a albergar un conjunto palacial y unos extensos jardines bajo el nombre del “Real Sitio del Buen Retiro”.

 Carlos III, bajo el influjo de La Ilustración, va a ser el impulsor, justamente en el borde que separa la ciudad de este Real Sitio, del denominado Paseo del Prado, que se va a formar por un conjunto de actuaciones urbanísticas y arquitectónicas que constituyen uno de los grandes ejemplos internacionales del neoclasicismo: El gabinete de Ciencias Naturales, hoy Museo del Prado, el mejor museo de pintura del mundo; el Jardín Botánico y el Observatorio Astronómico, todos ellos del gran arquitecto madrileño Juan de Villanueva.

 Durante el siglo XIX los jardines del Buen Retiro pasan a ser el gran Parque de Madrid, hoy uno de los grandes pulmones verdes de la ciudad.

 Entre el Paseo de Prado y el propio parque, crece el barrio de Los Jerónimos, construido al amparo del ensanche de Castro, con edificaciones muy representativas de la arquitectura doméstica madrileña del siglo XIX. 

 En él se conserva la iglesia de Los Jerónimos, de origen medieval, y el “Salón de Reinos” y el “Casón” del antiguo Palacio del Buen Retiro, y se construyen edificios como la Bolsa de Comercio, el Museo Nacional de Antropología, el Museo Nacional de Artes Decorativas y el Palacio de Cibeles, antiguo Edificio de Correos y hoy la sede del propio Ayuntamiento, todos ellos, edificios singulares declarados bienes de interés cultural.

 Y en el entorno inmediato se encuentran otros edificios, también declarados bienes de interés cultural, como el Ministerio de Agricultura, el Museo Nacional Reina Sofía, antiguo Hospital de San Carlos del arquitecto Francisco de Sabatini, la estación de Atocha, y la destacada presencia del Museo Thyssen Bornemisza en el antiguo palacio de Villahermosa, así como los grandes monumentos que son el símbolo de la ciudad: la Puerta de Alcalá, obra también de Sabatini, y las fuentes de Cibeles, Neptuno y Atocha que marcan hitos significativos dentro del gran eje representativo que atraviesa Madrid de sur a norte.

 Toda esta serie de trazados urbanos, monumentos, jardines y edificios  dan forma al gran conjunto monumental que constituye el SITIO DEL RETIRO Y EL PRADO DE MADRID, que puede convertirse en el gran símbolo emblemático que la ciudad necesita.